carta El Salto de las Ranas